Pep Molina, natural de Alcoi, puede presumir de haber trabajado, entre otros, con directores de la talla de Dario Fo, Mario Gas, John Strasberg, A. Garcia Valdés, Carlo Boso, Konrad Zschiedrich o Robert Lepage.
Actor versátil, de sólida trayectoria teatral, colabora durante años con el mítico grupo catalán Dagoll-Dagom, donde desarrolla su capacidad actoral y sus extraordinarias cualidades como cantante en montajes como Glups! o El Mikado.
Con Mario Gas ha trabajado en los montajes Follies, En casa, en Kabul de T. Kushner, Top-Dogs de Urs Weimer,Guys & Dolls de F. Loesser, Sweeney Todd de S. Sondheim y Golfos de Roma, también de S. Sondheim, además de otros proyectos teatrales como Cincuenta voces para Don Juan, lectura dramatizada del Tenorio; Brecht x Brecht, inaugurando el Festival de Otoño de Madrid en el Teatro Albéniz en el año 1999 y Cien poemas para cien años, una selección de poetas españoles, también para el Festival de Otoño.
También ha destacado en el cine, interviniendo en producciones internacionales como Diplomático Kuroda (2011) de Hiroshi Nishitani, [Rec] 2 (2009) dirigida por Jaume Balagueró y Paco Plaza, Inconscientes (2004) de J Oristrell, Smoking-Room (2002) de J.Wallovits y R.Gual, Fausto 5.0 (2001) de La Fura dels Baus, Un cuerpo en el bosque, de Joaquín Jordá, Tierra y libertad (1995), de Ken Loach, entre otras…
Colaboró junto a Pepe Rubianes, a quien le unía una estrecha amistad, en la dirección de Pay-Pay, Por el Amor de Dios, La sonrisa etíope y Lorca eran todos

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter